viernes, 20 de marzo de 2009


La estación del ferrocarril hoy funciona como sede de la Asociación Museo Municipal de Allen. Hace 99 años, estaba a punto de abrir sus puertas para ser la sede del servicio ferroviario que permitió el desarrollo de la región y el nacimiento de nuestro pueblo, dos meses más tarde.

Desde el Museo se recordó que "en ese momento apenas había tres casillas de madera; una aún permanece estoicamente de pie en el caminador ante la indiferencia de todos, donde se alojó Don Pascual Quesnel para hacer la mensura, como aguantando hasta los 100 años". Otra está en el Corralón Municipal y la restante, fue prestada a una cooperativa de trabajo que está construyendo sus viviendas en el barrio Tiro Federal. La usan como oficina.

El presidente del Museo, Lorenzo Brevi, pidió "que mañana si pasan por allí giren sus cabezas y con vuestra mirada le deseen feliz cumpleaños, ya que estamos orgullosos de haberla recuperado y que hoy sea un espacio de la memoria". A su vez, recordó que es de todos, por lo que hizo una apelación a su cuidado, ya que a principios de enero robaron los reflectores y días después rompieron una gran cantidad de vidrios, de las ventanas que dan al histórico andén.