domingo, 21 de marzo de 2010

El Museo festejó los cien años de la estación


El Museo de Allen recordó ayer, con un homenaje a ex trabajadores ferroviarios, los cien años de la puesta en servicio del Ferrocarril del Sud en la localidad. También descubrió un monolito en conmemoración de la fecha recordada, que fue financiado por el Club de Leones local, el cual forma parte del proyecto del Parque Histórico del Museo.

La emotiva ceremonia se realizó sobre el andén, que fue acondicionado para la ocasión, al igual que el hall central del Museo. La ambientación que se logró en el lugar retrotrajo a más de uno a los tiempos en los que el ferrocarril estaba en plena actividad. Y también hizo soñar a otros con la recuperación del servicio a través del Tren del Valle, aspecto que fue resaltado por el presidente del Museo, Lorenzo Brevi, en el cierre del acto. Del lado del público asistente, que superó el centenar, asentía Edmundo Griffoi, presidente de la comisión Pro-Tren del Valle, que volvió a instalar el tema en la región.

Los ex ferroviarios homenajeados fueron Victorino Vergara, Juan Andes, Fernando Arregui, Normando Aroca, Daniel Alvez, Tomás Quilodrán, Marcelo Barriga, José Montesino, Jovel Vergara, Rubén Puiatti, Pedro Ossés, Jorge Godoy, Armando Testa, Juan Cerda, Pablo Cade, José Berti y Mario Bereta. A todos se les entregó un diploma de reconocimiento, una copia del afiche del Centenario de Allen y una medalla acuñada para la ocasión, que luego pudo ser adquirida por el público en la Secretaría del Museo. Al finalizar los homenajes, una formación ferrovaria de la empresa Ferrosur Roca (actual concesionaria del ramal para el servicio de cargas), asomó a la altura del paso a nivel de la calle Juan Manuel de Rosas. Luego se detuvo frente al andén unos minutos y sólo se retiró cuando al igual que hace muchos años, el jefe de estación le daba la orden de salida. Y fue como en ese entonces. El ferroviario Fernando Arregui se colocó la gorra y, silbato en mano, sopló como lo supo hacer durante mucho tiempo, para que el tren partiera.

La segunda parte del acto se realizó en el frente del Museo. Allí se descubrió un monolito en conmemoración de los cien años del funcionamiento de la estación ferroviaria, cuando en el lugar no existía la actual edificación. Sólo cuatro casillas servían para tal fin. Una de ellas está asentada en el Parque Aeróbico, a pocos metros del sector donde la gente estaba reunida. Hace unos días, la Junta de Estudios Históricos de Río Negro, a instancias del allense Ricardo López, la pintó y le colocó rejas con el fin de su resguardo. Y el día anterior al encuentro en el Museo, gracias a la colaboración y trabajo del joven Facundo Vera, se logró restaurar el molino de viento, que ya luce recuperado junto a la vieja casilla.

Audio Graciano Bracalente


Audio Lorenzo Brevi

1 comentarios:

Ttren del Valle dijo...

Vamos por el tren del valle

http://trendelvalle.blogspot.com