jueves, 17 de marzo de 2011

Los allenses dejamos nuestra huella en el bastón presidencial


Si hay bastón es porque hay elecciones, porque se busca elegir un presidente, porque sigue viva la democracia. Así, el orfebre Juan Carlos Pallarols definió en su paso por Allen, la importancia de una de las obras más destacadas que se le han encomendado, una vez más: La realización del Bastón Presidencial.

Y como si fuera poco, quiso compartirla, a través de la propuesta de cincelar entre todos los argentinos lo que será el atributo que recibirá el primer mandatario a elegir en el 2011.

La muestra llegó a nuestra ciudad luego de recorrer el país, recolectando el aporte de miles de ciudadanos. Más de 1 millón de delicados "golpes" a cincel y martillo es la cifra alcanzada hasta ahora, con un récord de cien mil en la provincia de Jujuy. El responsable de contabilizar la cantidad es un contador electrónico, obsequio de un amigo de Pallarols.

En el comienzo de la jornada, el artista fue recibido por el secretario de Gobierno local, Héctor Fernández Da Silva, en representación del intendente Graciano Bracalente. Más tarde, y en la nueva sala del Museo Municipal, alumnos de escuelas primarias y secundarias, autoridades y vecinos acompañaron la presentación de la muestra, a partir de la hora 10. La Subsecretaría de Cultura de Río Negro fue la encargada de concretar la visita.

Desde entonces y hasta pasado el mediodía, los presentes hicieron fila para poder dejar cada uno su huella en la empuñadura de plata y estampar su firma en un libro que acompañará a este emblemático bastón el día de la asunción del nuevo presidente.

La familia Pallarols cincela los atributos presidenciales desde hace años. El primero en trabajar fue José, abuelo de Juan Carlos, quien desde el '83 a la fecha confeccionó todos los ornamentos del poder para los presidentes Alfonsín, Menem, De La Rúa, Duhalde, Rodríguez Saa, Puerta, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

La simbología, en el caso de estas obras, es un componente más que significativo. Entre otros detalles, la madera elegida es de urunday rubio, muy resistente, utilizada para labores de trabajo y que cuenta con brillo propio por la riqueza de su savia. Según las palabras de Pallarols, es su deseo que quien asuma el preciado cargo imite estas cualidades de nobleza, sencillez y fortaleza. La empuñadura presenta además 24 flores de cardo, una por cada provincia; y 3 pimpollos de esta flor, uno por cada isla del Atlántico Sur.

Cabe destacar que el cincel elegido para el Bastón Presidencial 2011 marca en el metal el diseño en miniatura de las manos entrelazadas de nuestro Escudo Nacional, muestra de la unidad que necesitamos los argentinos para construir un país mejor.

La propuesta de recorrer el país en busca de compartir con todos la labor del Maestro Pallarols data de 1982 y ha sido protagonizada por gran cantidad de obras, como en el caso del Escudo del Bicentenario, el de la ciudad de Buenos Aires y las coronas de la Virgen del Rosario de San Nicolás y el Niño Jesús que lleva en sus brazos.

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer


Fuente: www.ciudaddeallen.com.ar
Bookmark and Share

lunes, 14 de marzo de 2011

Robaron piezas del reloj de sol del Museo


El reloj de sol que está en el Parque Histórico del Museo Municipal de Allen fue el blanco de un nuevo hecho vandálico en la institución. Le robaron las dos piezas que proyectaban una sombra sobre el mármol donde están inscriptas las horas del día, y que técnicamente se denominan gnomones.

“Son piezas únicas, de unos 50 centímetros y torneados en acero inoxidable, que sirven sólo para estar puestas en el reloj. Le pedimos a la población, por allí si las ven tiradas, que las regresen al Museo”, pidió Lorenzo Brevi, presidente de la institución.

El robo se habría producido entre la madrugada del domingo y ayer por la tarde. Es que el sábado por la noche, una familia pidió el lugar para una sesión de fotos y los elementos estaba en su lugar. “Cuando llegamos a las 5 de la tarde nos encontramos con esta desagradable sorpresa”, se lamentó. Además comentó que tuvieron que retirar los mármoles donde están grabadas las horas del día y las estaciones del año, para resguardarlos hasta que se logre reponer las partes faltantes.

No es la primera vez que las obras del Museo son un blanco elegido por los vándalos. Ya han roto luces y vidrios del lado del andén, han robado reflectores en el frente y hasta han pintado una gran cantidad de graffitis en algunas de sus paredes.

La construcción del reloj estuvo a cargo del sanrafaelino Héctor Gutiérrez Forsat, un especialista en la gnomónica, que es el arte de hacer relojes de sol. En su ciudad y localidades vecinas son varios los lugares donde se puede apreciar su arte. Cada uno de ellos, como el de Allen, es una obra única e irrepetible, ya que se hace con las coordenadas precisas del lugar donde se emplazan.

Fuente: www.ciudaddeallen.com.ar

Bookmark and Share

Cincelemos juntos el bastón presidencial